Análisis del punto de equilibrio: ¿qué es y cómo hacer uno?

October 26, 2022

Si eres dueño de un negocio, o estás pensando en serlo, deberías saber cómo hacer un análisis del punto de equilibrio. Y es que este análisis es una actividad crucial para la toma de decisiones empresariales importantes y la planificación financiera.

Un análisis del punto de equilibrio te dirá exactamente lo que tienes que hacer para recuperar tu inversión inicial y empezar a obtener beneficios. Revisemos entonces la información más importante.

¿Qué es el análisis del punto de equilibrio?

El análisis del punto de equilibrio es un proceso de contabilidad que permite determinar en qué momento una empresa, o un nuevo producto o servicio, será rentable. Es un cálculo financiero utilizado para determinar el número de productos o servicios que debes vender para cubrir al menos los gastos de producción.

Por ejemplo, un análisis del punto de equilibrio podría ayudarte a determinar cuántas fundas para celular debes vender para cubrir los costos de almacenamiento, o cuántas horas de servicio tendrás que facturar para pagar el espacio de tu oficina. Todo lo que vendas por encima del punto de equilibrio te reportará beneficios.

Para entender bien el análisis del punto de equilibrio de tu negocio, debes conocer tus costos fijos y variables.

  • Costos fijos: gastos que se mantienen igual independientemente de lo que vendas.
  • Costos variables: gastos que fluctúan hacia arriba y hacia abajo con el volumen de producción o de ventas.

Ventajas de un análisis del punto de equilibrio

Muchas pequeñas y medianas empresas nunca realizan un análisis financiero significativo. No saben cuántas unidades tienen que vender para ver el rendimiento de su capital.

El análisis del punto de equilibrio es una forma de averiguar el volumen de ventas mínimo para que un negocio no sufra pérdidas. Un análisis del punto de equilibrio es una poderosa herramienta para la planificación y la toma de decisiones, y para poner de relieve información crítica como los costos, las cantidades vendidas, los precios y mucho más.

1. Precios más inteligentes

Descubrir el punto de equilibrio de tu negocio te ayudará a entender cómo establecer mejor el precio de tus productos. Hay mucha psicología en una estrategia de precios efectiva, pero saber cómo afectará tus márgenes de beneficio bruto es igual de importante. Tienes que asegurarte de que puedes pagar tus facturas.

2. Cubrir los costes fijos

Cuando la mayoría de la gente piensa en establecer los precios de sus productos, piensa en los costos variables, es decir, en lo que cuesta fabricar un producto. Pero además de los costos variables, también hay que cubrir los costos fijos, como los seguros o el pago del alquiler del local. Realizar un análisis del punto de equilibrio te ayudará a definir claramente en dónde está tu punto de equilibrio.

3. Detectar los gastos que faltan

Es fácil olvidarse de los gastos cuando se piensa en una idea de negocio. Al realizar un análisis del punto de equilibrio, tienes que exponer todos tus compromisos financieros para calcular tu punto de equilibrio. Esto hará que no te encuentres con sorpresas en el camino.

Establecer objetivos de ingresos por ventas

Una vez realizado el análisis del punto de equilibrio, sabrá exactamente cuántas ventas debe realizar para ser rentable. Esto le ayudará a establecer objetivos de ventas más concretos para usted y su equipo. Cuando tengas una cifra clara en mente, será mucho más fácil cumplirla.

4. Tomar decisiones más inteligentes

Suele pasar que los emprendedores tomen decisiones empresariales basadas en la emoción. Si se sienten bien con una nueva empresa, van a por ella. Lo que sienten es importante, pero no es suficiente. Para realmente tener éxito hay que tomar decisiones basándose en hechos. Será mucho más fácil tomar decisiones cuando hayas trabajado y tengas datos útiles delante de ti.

5. Limitar la tensión financiera

Hacer un análisis del punto de equilibrio te ayudará a mitigar el riesgo, al mostrarte cuándo debes evitar una idea de negocio. Te ayudará a evitar fracasos y a limitar las pérdidas financieras provenientes de malas decisiones que puedas tener en tu negocio. Con este análisis, podrás ser realista sobre los posibles resultados.

6. Financiar tu negocio

Un análisis del punto de equilibrio es un componente clave de cualquier plan de negocio. Suele ser un requisito si quieres levantar capital o pedir un préstamo para financiar tu empresa. Tienes que demostrar que tu plan es viable. Además, si el análisis tiene buena pinta, te sentirás más cómodo a la hora de asumir la carga de la financiación.

Cómo calcular el punto de equilibrio

Tu punto de equilibrio es igual a tus costos fijos, divididos por tu precio medio de venta, menos los costes variables. Es el punto en el que los ingresos son iguales a los costos ,y todo lo que supere ese punto hace que el negocio sea rentable.

Fórmula

Punto de equilibrio = costos fijos / (precio medio de venta - costos variables)

Antes de calcular el punto de equilibrio, analicemos cómo funciona la fórmula. Entender el marco de la siguiente fórmula te ayudará a determinar la rentabilidad y el potencial de ganancias futuras.

Básicamente, tiene que averiguar cuál es el beneficio neto por unidad vendida y dividir sus costos fijos por esa cifra. Esto le dirá cuántas unidades necesitas vender antes de empezar a obtener beneficios.

Como ya sabes, las ventas de tus productos tienen que pagar algo más que los costos de producción. El beneficio restante se conoce como ratio de margen de contribución, porque aporta pesos de ventas a los costos fijos.

Ahora que sabes qué es, cómo funciona y por qué es importante, vamos a desglosar cómo calcular tu punto de equilibrio.

Paso 1: Reunir los datos

El primer paso es hacer una lista de todos los gastos del negocio, incluyendo el costo del producto, la renta del local y las comisiones bancarias. Piensa en todo lo que tienes que pagar y anótalo.

El siguiente paso es dividir los costos en fijos y variables.

Costos fijos

Los costos fijos son los que permanecen invariables, independientemente de la cantidad de producto que vendas. Esto puede incluir cosas como la renta, las suscripciones de software, los seguros y los empleados.

Haz una lista de todo lo que tienes que pagar, sea lo que sea. En la mayoría de los casos, puedes hacer una lista de los gastos totales en forma de cantidades mensuales, a menos que estés pensando en un evento con un plazo más corto, como una tienda pop-up de una semana. Suma todo. Si utilizas una hoja de cálculo del análisis del punto de equilibrio, ésta hará las cuentas por ti automáticamente.

Costos variables

Los costos variables son los que fluctúan en función de la cantidad de producto que vendes. Esto podría incluir cosas como materiales, comisiones, procesamiento de pagos y mano de obra.

Algunos costos pueden entrar en una u otra categoría, dependiendo de tu negocio. Si tienes personal asalariado, se incluirán en los costes fijos. Pero si pagas a empleados a tiempo parcial por horas que sólo trabajan cuando tú estás ocupado, se considerarán como costos variables.

Haz una lista de todos los costos que fluctúan en función de las ventas. Enumera el precio por unidad vendida y suma todos los costos.

Precio medio

Por último, decide un precio. No te preocupes si aún no estás preparado para comprometerte con un precio final. Puedes cambiarlo más adelante. Ten en cuenta que éste es el precio medio. Si ofreces a algunos clientes descuentos por volumen, el precio medio bajará.

Paso 2: Introducir los datos

Ahora es el momento de introducir los datos en tu hoja de cálculo. Introduce el total de los costos fijos y el total de los costos variables en el cálculo del punto de equilibrio. Lo único que tienes que hacer es introducir el precio medio en la celda correspondiente. 

Paso 3: Hacer ajustes

Siéntete libre de experimentar con diferentes números. Comprueba qué ocurre si reduces los costos fijos o variables, o intentas cambiar el precio. Es posible que no lo consigas a la primera, así que haz ajustes sobre la marcha.

Nota: No olvides ningún gasto

Lo más común al momento de hacer un análisis del punto de equilibrio es olvidar cosas, especialmente los costos variables. Los análisis del punto de equilibrio son un paso importante para tomar decisiones empresariales importantes. Por eso debes asegurarte de que tus datos son lo más precisos posible.

Para asegurarte que no se te olvide nada, piensa en todas sus operaciones de principio a fin. Por ejemplo, no se te olvide agregar los gastos de empaque para entregar tus productos.

Si necesitas más ayuda, utiliza una calculadora de punto de equilibrio para ayudarte a determinar tu análisis financiero.

 

¿Cuándo hacer análisis de punto de equilibrio?

Hay cuatro situaciones comunes en las que resulta útil realizar un análisis de punto de equilibrio.

1. Al empezar un nuevo negocio

Si estás pensando en poner en marcha un nuevo negocio, un análisis de equilibrio es imprescindible. No sólo te ayudará a decidir si tu idea de negocio es viable, sino que te obligará a investigar y ser realista con los costos, y te hará pensar en tu estrategia de precios.

2. Al crear un nuevo producto

Si ya tienes un negocio, deberías hacer un análisis del punto de equilibrio antes de comprometerte con un nuevo producto, especialmente si ese producto va a suponer un gasto importante. Incluso si los costos fijos, como la renta de tu local, se mantienen, tendrás que calcular los costos variables relacionados con tu nuevo producto y fijar los precios antes de empezar a vender.

3. Al añadir un nuevo canal de ventas

Cada vez que añadas un nuevo canal de ventas, tus costos cambiarán aunque tus precios no lo hagan. Por ejemplo, tienes una tienda de ropa y ahora quieres empezar a vender online, querrás asegurarte de que, al menos, te salen las cuentas. De lo contrario, la presión financiera podría poner en riesgo el resto de tu negocio.

Esto se aplica igualmente a la adición de nuevos canales de venta en línea, como las publicaciones que se pueden comprar directamente en Instagram. ¿Prevés algunos costos adicionales para promocionar, como los anuncios de Instagram? Estos costos también deben formar parte de tu análisis de equilibrio.

4. Al cambiar el modelo de negocio

Si estás pensando en cambiar tu modelo de negocio, por ejemplo, pasar del dropshipping a tener inventario, debes hacer un análisis de equilibrio. Tus costos de puesta en marcha podrían cambiar significativamente, y esto te ayudará a averiguar si tus precios también deben cambiar.

 Hacer un análisis del punto de equilibrio es esencial para tomar decisiones empresariales inteligentes. La próxima vez que pienses abrir un nuevo negocio, o en hacer cambios en tu negocio actual, haz un análisis de punto de equilibrio para estar mejor preparado y no tener pérdidas financieras.

Artículos relacionados

Finanzas

Por qué facturar y cómo funcionan las facturas

November 23, 2022
Leer artículo
Finanzas

Renta de local comercial: cómo negociar un contrato de arrendamiento

November 11, 2022
Leer artículo
Finanzas

¿Cómo resolver los contracargos?

October 24, 2022
Leer artículo