5 pasos para abrir un negocio con éxito

February 17, 2022

Has decidido dejar tu trabajo diario y dar el paso increíble, emocionante y, a veces, aterrador de abrir tu propio negocio. Ya sea que tengas grandes aspiraciones como construir una franquicia, abrir una pequeña empresa o simplemente tener más libertad en tu día a día, abrir un negocio propio te permite definir tu carrera profesional bajo tus propios términos.

Y no eres la única persona interesada en tener su propio negocio. Según el Estudio sobre la Demografía de los negocios (EDN) 2020, se dio a conocer que en México se registraron 3.9 millones de establecimientos micro, pequeños y medianos a finales de ese año. Con esta afluencia de espíritu emprendedor, muchos mexicanos se preguntan cómo iniciar un negocio con el menor riesgo.

Si bien pagar deudas y tener más de 3 meses de ahorros es la primera y más prudente recomendación, ninguna cantidad de dinero ahorrado puede reemplazar la planificación estratégica de tu nueva empresa. Antes de que presentes tu carta de renuncia, prepárate bien para el futuro con un plan claro y conciso. Para ello, hemos hablado con algunos de nuestros clientes y hemos compilado 5 pasos clave a seguir antes de dejar tu trabajo diario y abrir una empresa.

1. Haz un plan de negocio

Dar el salto a tener un trabajo por cuenta propia es emocionante. Pero asegúrate de ser estratégico. Aquí es donde entra en juego crear plan financiero y de negocio, por lo que es importante hacerse algunas preguntas:

  • ¿Cuáles son los costos de iniciar y administrar mi negocio?
  • ¿Tiene sentido trabajar como persona física con actividad empresarial, o debería incorporarme en Hacienda como persona moral?
  • ¿Qué gastos personales debo tener en cuenta? (Es decir, calcular los gastos de impuestos, seguro médico y ahorros para jubilación)

La planeación a futuro es clave cuando se pasa de tener un salario fijo a un ingreso más variable. Comprender de antemano cómo es que cambiarán tus finanzas te preparará para los desafíos futuros de abrir tu propio negocio.

2. Conéctate con tu red

Como dice un proverbio chino: “Si quieres un año de prosperidad, cultiva arroz. Si quieres 10 años de prosperidad, cultiva árboles. Si quieres 100 años de prosperidad, cultiva personas”. Esto no significa que debas comenzar a relacionarte con los directores ejecutivos de las empresas Fortune 500, a menos que eso tenga sentido para tu negocio. Más bien, echa un vistazo a tu comunidad actual. ¿Cómo puede tu negocio o tus servicios apoyar al crecimiento profesional de tus conocidos? Tal vez tengas una habilidad especial para la gestión de redes sociales, y la panadería de la esquina podría beneficiarse de agregar Instagram a su plan de marketing. Utiliza tu red actual para ofrecer tu producto/servicios y crear vínculos que se beneficien mutuamente.

¿No estás seguro de dónde conectarte? LinkedIn es siempre un gran lugar para comenzar, pero no tengas miedo de pensar de manera innovadora. Otras plataformas sociales, como Twitter o Instagram pueden ser maravillosas para conocer gente nueva en todas las industrias, así como talleres locales o eventos de networking de jóvenes profesionales. Y si hay alguna empresa en la que estás particularmente interesado, preséntate directamente, ya sea por redes sociales o investigando el email del director de marketing o ventas. Recuerda, el boca a boca es muy útil. A medida que comiences a buscar clientes entre tu comunidad de conocidos, es posible que como resultado, tu negocio crezca.

3. Fija metas claras

Cuando comienzas la aventura de convertirte en emprendedor, es probable que sientas la presión de aceptar cualquier trabajo que se te presente (lo sabemos, ¡buscar nuevos clientes puede ser abrumador!). Sin embargo, si tienes muy claros tus objetivos personales y profesionales podrás montar tu negocio y encontrar clientes de manera más estratégica. ¿Quieres construir un negocio con muchos empleados a tu cargo, o te atrae la libertad de emprender en solitario? Tu respuesta influirá directamente en los objetivos que establezcas para tu negocio.

Supongamos que quieres abrir una cafetería en tu vecindario. Lo primero sería establecer objetivos de ventas específicos para saber cuánto tienes que vender diariamente para comenzar a tener ganancias, así como para calcular si puedes empezar a invertir en campañas de marketing. De esta manera, si tu plan a largo plazo incluye abrir una segunda ubicación, digamos, en cinco años, tendrás una idea más clara de los gastos iniciales, cómo hacer campañas de marketing y así ir creando una estrategia de marca.

4. Programa tu día y enfócate en las actividades clave

Es posible que quieras dejar tu trabajo e iniciar un negocio para escapar de la tradicional semana laboral de 9 am a 5 pm, que seamos sinceros, ¡en México siempre se trabajan más horas! Sin embargo, ten en cuenta que si bien es cierto que al tener tu propio negocio puedes crear tu propio horario, seguir una estructura diaria te rendirá frutos a largo plazo. Por ejemplo, si eres una persona que se levanta temprano, no hay razón para que no puedas comenzar tu día laboral temprano y terminar a media tarde, mientras que si eres noctámbulo, tal vez prefieras comenzar después de la hora de comida, cuando tu cerebro funciona mejor. Supongamos que abres la cafetería y tienes un horario vespertino en ella, pero tú funcionas mejor por las mañanas. ¡No hay problema! Puedes despertar y hacer el cierre de caja del día anterior por las mañanas, en vez de desvelarte haciéndolo.

Independientemente del sistema que funcione mejor para ti, encontrar una estructura que tenga sentido para ti y para tus clientes garantizará la salud profesional de tu nuevo negocio. Adapta tu horario para que se ajuste a tus puntos fuertes y así optimizar tu tiempo para no tener que trabajar horas extras.

5. Recibe un salario

¡No creas que se nos estaba olvidando el dinero! Averiguar cómo estructurar tu panorama financiero requerirá un poco de investigación. Por ejemplo, si vas a ofrecer servicios, pídele a otras personas de tu industria que te ayuden a definir las tarifas estándar y cómo podrías estructurar los cobros. Digamos que eres un profesional independiente que trabaja bajo anticipo, puede tener sentido que tus clientes te paguen al inicio de cada mes. Pero si tienes una tienda, no sabrás tus ganancias hasta el cierre del mes.

Una vez que tengas un cálculo aproximado del flujo de efectivo y de las ganancias mensuales de tu negocio, es hora de establecer un salario fijo para ti. Esto te ayudará a crear tu plan de gastos personales, ahorros y a conocer cuánto puedes seguir invirtiendo en tu negocio para crecer.

La clave para todo es poder organizarte. Digamos que lograste abrir tu cafetería, entonces es imprescindible tener una terminal punto de venta asequible para procesar los pagos, como la TPV de Billpocket.

O si estás facturando directamente por tus servicios, te puede interesar cobrar a través del Pago a Distancia y enviar links de pago a tus clientes, para así asegurarles una experiencia perfecta y que tú puedas recibir el pago a tiempo.

Recuerda, integrar sistemas de cobro desde un inicio te ayudará a crear una base sólida para crecer tu nuevo negocio.

¿Tienes dudas o comentarios sobre cómo abrir tu propio negocio? Cuéntanos en la sección de comentarios, ¡te leemos!

Artículos relacionados

Emprendimiento y Negocios

3 Estrategias para cumplir los objetivos de tu empresa en el 2022

May 16, 2022
Leer artículo
Emprendimiento y Negocios

7 pasos para modernizar tu restaurante

May 4, 2022
Leer artículo
Emprendimiento y Negocios

3 consejos para vender más en tu puesto de comida

May 3, 2022
Leer artículo