Finanzas personales, ¿cómo cuidarlas?

July 22, 2022

El cuidado de las finanzas personales es clave. No es sorpresa que cada vez son más los gastos que hay por hacer en nuestro día a día, por lo que tener claridad en qué se va nuestro dinero se ha convertido en una tarea algo complicada para muchas personas.

Tomando en cuenta esto, es importante tener un control adecuado de nuestro dinero, tanto en efectivo como de las transacciones que hacemos al pagar con tarjeta. El buen manejo de las finanzas personales es clave para que mantengamos en buen estado nuestras cuentas. Para lograr esto hay algunas cosas que puedes hacer, las cuales no quitan mucho tiempo y ayudan a tener un mejor control sobre los gastos.

Por esto, en el artículo de hoy queremos contarte cinco pasos para gestionar con éxito tus finanzas personales. Si sigues estos cinco consejos, seguramente tus problemas financieros comenzarán a disminuir y podrás empezar a cosechar las recompensas de tener una menor deuda, e incluso, tener ahorros para el futuro.

1. Identifica tus gastos fijos

Es importante tener claridad de los gastos que haces mes a mes, desde el pago de la luz hasta la mensualidad de tu celular. Esto te permitirá planear con anticipación la forma en la que gastas tu dinero. Si ya tienes identificados los pagos que realizas durante el mes, planea un presupuesto de éstos y así podrás apartar el dinero que usas para liquidarlos.

2. Haz una lista de tus objetivos financieros 

Tómate un tiempo para escribir objetivos financieros específicos y a largo plazo. Puede que quieras hacer un viaje de un mes a Europa, comprar una propiedad de inversión o jubilarte pronto. Todos estos objetivos afectarán en la planificación de tus finanzas. Por ejemplo, tu objetivo de jubilarte pronto depende de lo bien que ahorres tu dinero ahora. Otros objetivos, como ser propietario de una vivienda, formar una familia, mudarse o cambiar de profesión, se verán afectados por la forma en que gestiones tus finanzas.

Una vez que hayas anotado tus objetivos financieros, dales un orden de prioridad. Este proceso de organización garantiza que prestes la máxima atención a los que son más importantes para ti. También puedes enumerarlos en el orden en que deseas alcanzarlos, pero ten en cuenta que un objetivo a largo plazo, como el ahorro para la jubilación, requiere que trabajes en él al mismo tiempo que en tus otros objetivos.

Cómo tener claros tus objetivos financieros:

  • Establece objetivos a largo plazo como salir de deudas, comprar una casa o jubilarte pronto. Estos objetivos son independientes de los objetivos a corto plazo, como ahorrar para una buena cita con tu pareja.
  • Establece objetivos a corto plazo, como seguir un presupuesto, disminuir tus gastos, pagar tus tarjetas de crédito.
  • Prioriza tus objetivos para crear un plan financiero.

3. Desarrolla tu plan 

Un plan financiero es esencial para ayudarte a alcanzar tus objetivos financieros. El plan debe tener varios pasos o hitos. Un ejemplo de plan podría incluir la creación de un presupuesto mensual y un plan de gastos, y luego la eliminación de las deudas.

Una vez que hayas logrado estas tres cosas y hayas seguido tu nuevo plan durante unos meses, puedes descubrir que tienes dinero extra, y el dinero que liberas de tus pagos de deuda puede ser utilizado para alcanzar tu siguiente ronda de objetivos.

Una vez más, es fundamental decidir qué prioridades son las más importantes para ti. Sigue trabajando con constancia para alcanzar tus objetivos en cuanto a la jubilación, pero también empieza a centrarte en otros objetivos a corto plazo.. ¿Quieres hacer un viaje a Europa? ¿Empezar a invertir? ¿Comprar una casa o abrir tu propio negocio? Todo esto es algo que hay que tener en cuenta a la hora de decidir el siguiente paso.

Tus objetivos, junto con un fondo de emergencia, te ayudarán a dejar de tomar decisiones financieras reactivas y te ayudarán a controlar tu situación.

Al momento de escribir tu un plan financiero, recuerda estas cosas:

  • Tu presupuesto es la clave del éxito. Es la herramienta que te dará el mayor control de tu futuro financiero. Tu presupuesto es la clave para lograr el resto de tu plan.
  • Debes seguir contribuyendo a los objetivos a largo plazo, como el ahorro para la jubilación, independientemente de la fase en la que se encuentre tu plan financiero.
  • La creación de un fondo de emergencia es otro factor clave para el éxito financiero y la reducción del estrés.

4. Haz un presupuesto y ajústate a él 

Tener un presupuesto es una de las principales herramientas que te ayudarán a tener éxito en tus finanzas. Te permite crear un plan de gastos para que puedas asignar tu dinero de forma que te ayude a alcanzar tus objetivos.

Puedes hacer tu presupuesto tan detallado como quieras, siempre que te ayude a alcanzar tu objetivo final de gastar menos de lo que ganas, pagar tus deudas, llenar tu fondo de emergencia y ahorrar para el futuro.

Un presupuesto también te ayudará a decidir cómo gastar tu dinero en los próximos meses y años. Sin el plan, es posible que gastes dinero en cosas que parecen importantes ahora, pero que no ofrecen mucho en términos de mejorar tu futuro. Muchas personas se ven atrapadas en este atolladero y se desaniman por no alcanzar las metas financieras que desean.

No olvides celebrar las pequeñas victorias en el camino. Por ejemplo, felicítate cuando pagues tus deudas, e incluso date un pequeño gusto cuando hayas logrado seguir tu presupuesto durante tres meses seguidos, o cuando consigas llenar tu fondo de emergencia.

Si estás casado, trabaja en conjunto con tu pareja en el presupuesto. Esto hará que se sienta justo para los dos, y que ambos tengan el mismo nivel de compromiso para lograrlo. Esta unidad puede ayudarte mucho a evitar las discusiones relacionadas con el dinero. 

A continuación, te dejamos algunos consejos para elaborar un presupuesto en conjunto con tu pareja:

  • Algo sencillo pero efectivo: utiliza sobres designados a los gastos fijos y depositen ahí el dinero destinado a: luz, agua, internet, renta, etcétera.
  • Utilicen una aplicación móvil para poder introducir los gastos en tiempo real, como Presupuesto Mensual.
  • Abran una cuenta mancomunada, en la que pueden depositar los gastos mensuales, y utilizarla para los gastos en común, como los pagos en el supermercado.

5. Paga tus deudas 

Las deudas son un gran obstáculo para muchos a la hora de alcanzar sus objetivos financieros. Por eso eliminarlas debe ser tu prioridad. Establece un plan de eliminación de deudas que te ayude a pagarlas más rápidamente. Por ejemplo, paga una deuda a la vez. Después de pagar por completo una cuenta de deuda, continúa pagando la siguiente deuda y así sucesivamente, hasta que hayas logrado pagarlas todas.

Una vez que estés totalmente desendeudado, por favor, ¡no vuelvas a endeudarte!. Dejar las tarjetas de crédito en casa puede ser una estrategia inteligente. Ahorra un fondo de emergencia para cubrir los gastos inesperados, de modo que no tengas la tentación de utilizar una tarjeta de crédito para cubrirlos.

Prueba estos consejos para ayudarte a pagar las deudas más rápidamente:

  • Vende los objetos que no utilices o que no quieras en tu casa para encontrar un dinero extra que añadir a tu plan de pago de la deuda.
  • Un segundo trabajo puede ayudarte a acelerar el proceso y puede ser necesario si quieres hacer cambios rápidos o duraderos en tu situación de endeudamiento.
  • Busca áreas en las que puedas recortar tu presupuesto para aumentar el efectivo disponible para el pago de tus deudas, por ejemplo, cancelar tu cuenta de cable de televisión si ya sólo ves Netflix, o viceversa.

6. No tengas miedo de pedir consejo 

Una vez que hayas aumentado tus ahorros y quieras empezar a invertir para incrementar tu patrimonio, habla con un planificador financiero que te ayude a tomar decisiones de inversión acertadas.

Un buen asesor te explicará los riesgos que conlleva cada inversión y te ayudará a encontrar productos que se ajusten a tu nivel de comodidad y a tus necesidades de rendimiento de la inversión, al mismo tiempo que te ayudará a alcanzar tus objetivos lo antes posible. Un planificador financiero también puede ayudarle a ajustar tu presupuesto, lo cual es otra ventaja.

Invertir es una estrategia a largo plazo que le ayuda a crear riqueza. También puedes encontrar ayuda financiera en otros lugares, por ejemplo:

  • Toma un curso online sobre finanzas personales y elaboración de presupuestos. Por ejemplo, en Coursera puedes tomar gratis el curso de Finanzas Personales impartido por la UNAM.
  • Busca un mentor que esté dispuesto a ayudarte a formular y elaborar tu presupuesto durante los primeros meses. Este mentor puede ayudarte si te sientes abrumado por el proceso presupuestario.
  • Si tus padres u otros miembros de la familia son buenos con el dinero, considera pedirles ayuda y hablar con ellos sobre lo que les ha funcionado financieramente y otros consejos.

Pagar tus deudas no tiene por qué ser una experiencia difícil de conseguir. Ahorrar dinero y avanzar hacia tus objetivos financieros es posible si inviertes en ti mismo y en tu futuro financiero para que no tengas que volver a preocuparte por tus finanzas.

En Billpocket creemos en la importancia de cuidar a los Mexicanos y todas las cosas por las que trabajan. Platícanos, ¿tú qué acciones llevas a cabo para cuidar tus finanzas personales?

Artículos relacionados

Finanzas

6 formas de aumentar el margen de ganancias en tu negocio

September 26, 2022
Leer artículo
Finanzas

5 Formas de pago para modernizar tu negocio

September 13, 2022
Leer artículo
Finanzas

Estrategia de precios: Cómo fijar los precios de productos para vender al por mayor y por menor

September 9, 2022
Leer artículo