¿Qué ofrecer?, ¿descuentos o Meses Sin Intereses?

¿Te suena familiar? Es probable que hayas escuchado algo similar en más de una ocasión en la temporada de descuentos o bien como una promoción para compras superiores a un monto en especial.

Esto debido a que la aplicación de Meses Sin Intereses es otra forma de promoción para los clientes, por lo que es necesario conocer cómo funcionan este tipo de activaciones.

Cuando realizas un cobro de $2,400 a 6 Meses Sin Intereses, tu cliente empezará sus pagos en su siguiente factura y en el transcurso de los próximos 6 meses.

Sin embargo no tienes que esperar a que mes a mes se le haga el cobro o preocuparte por realizar una labor de cobranza de crédito, tu dinero se transfiere a tu cuenta descontando solamente la comisión de sobretasa que se aplica al implementar una terminal punto de venta.

Esta comisión es el cobro que realizan las instituciones otorgantes de tarjetas (Bancos) por asumir el riesgo de que el cliente no realice los pagos en tiempo o nunca lo haga. Dicha comisión tiende a ser mayor de acuerdo al plazo.

Por ejemplo usando Billpocket en el ejemplo de la compra anterior, la comisión por sobretasa para el banco del cliente es de $182.64 y $84 correspondiente al uso de Billpocket, más el correspondiente IVA de ambas comisiones ($42.67), por lo que recibes al siguiente día un depósito de $2,090.69, mientras que tu cliente realiza los pagos cómodamente durante 6 meses. 

¿Por qué Meses Sin Intereses y no un descuento?

Si definimos que aceptar MSI, para nosotros como vendedores es similar a hacer un descuento al cliente, ¿por qué deberíamos de optar por ofrecer MSI en lugar de darle directamente el descuento al cliente?

Muchas veces cuando somos nosotros los vendedores olvidamos ponernos en el lugar del comprador, y que muchas veces la solvencia puede llegar a ser un factor determinante para adquirir un producto, en especial cuando son de precios elevados.

De nada sirve un descuento del 20% o más si los clientes no pueden pagar en una sola exhibición el precio que se ofrece del producto.

En muchas ocasiones el cliente preferirá diferir el precio del producto en un plazo cómodo, que realizar solo un pago.

Según el Banco de México en el tercer trimestre del 2017 se aprobaron un total de 21,612,585 operaciones con tarjetas de crédito y el 40% de estas operaciones fueron movimientos aplicados a MSI o con una promoción de tasa preferencial.

Además los pagos del 2017 con relación al mismo periodo de 2015 tuvieron un gran aumento, lo que sugiere que cada vez más personas realizan operaciones con esta forma de pago.

Adicionalmente eventos como el Hot Sale o El Buen Fin buscan aumentar las ventas de los comercios en fechas específicas y propician que se den cada día más este tipo de transacciones.

2018 aún tiene muchas temporadas especiales y seguramente muchísimas oportunidades para ofrecer compras a Meses Sin Intereses, ¿cuántas de ellas serán en tu negocio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *