El uso de sprints para ser más productivo

Comment

Coaching Productividad

sprints

No es extraño que gran parte de tus días laborales te sientas improductivo, que tus actividades diarias se limiten a contestar correos electrónicos y asistir a reuniones de trabajo sin tener la oportunidad de concentrarte en tareas que tu consideras realmente importantes. Seguramente, esto te ha llevado a preguntarte: ¿Cómo ser más productivo en tu trabajo? Una de las respuestas son los sprints.

Si preguntas te vas a encontrar con decenas de tips para ser más productivo, incluso hay expertos que han desarrollado  sistemas para lograr hacer más al final del día. Por ejemplo, Jake Knapp, propuso una  solución en el año 2009: el sprint. ¿Has escuchado hablar alguna vez de este sistema? Los sprints son ideales para equipos y empresas de cualquier tamaño y de cualquier tipo, son excelentes para dar una respuesta rápida a una oportunidad, un problema o una idea, en lugar de tardar semanas o incluso meses abordándolos.  

¿Qué son los sprints?

Para que puedas probar este sistema te contamos cómo funciona y algunos de sus beneficios, así podrás empezar a sacarle provecho de inmediato.

Un sprint es un proceso que ayuda a un equipo de trabajo a enfocarse en una sola meta durante un periodo de 5 días, es ideal si tu objetivo es convertir una idea en un proyecto o buscar una solución a un problema. Una de las ventajas de los sprints es que se llevan perfectamente bien con el horario laboral tradicional, por lo que a pesar tener una duración corta no hay necesidad de trabajar horas extra, ya que haces más trabajo en menor tiempo, por lo tanto, avanzas más rápidamente en el desarrollo de los proyectos sin descuidar tu vida personal.

¿Por qué es tan bueno un sprint para ser más productivo?

  • Te ayuda a concentrarte y a comprometerte con lo que tienes que hacer. Contar con la disponibilidad del resto del equipo y una agenda completamente destinada al sprint te ayudará a enfocarte mejor en trabajar en la meta.
  • Te ayuda a concretar cosas. Seguramente te ha pasado cuando estás analizando un asunto importante que te quedas bloqueado debatiendo y simplemente no avanzas. El sprint ayuda a minimizar esto para que sigas avanzando en lo que te interesa y es importante.
  • Te forza a tomar decisiones y a seguir avanzando, cada día es una etapa y debes conseguir ciertas metas que te permitirán seguir adelante.

Cómo llevar a cabo el sprint

Recuerda que un sprint es un proceso de 5 días y esto es lo que deberías alcanzar en cada uno de ellos:

Lunes

Este día lo tomarás para definir una meta y discutir cuál es el problema, analizarlo y descomponerlo para  elegir solamente una de sus partes y trabajarla durante los 5 días del sprint.

Martes

El equipo se enfocará en buscar soluciones mediante la generación de nuevas ideas que puedan implementarse o mejorarse para alcanzar el objetivo.

Miércoles

Se analizarán las ideas generadas para decidir cuáles tienen las mejores probabilidades de éxito y para éstas desarrollar un plan paso a paso con el fin de implementarlas.

Jueves

Llevarás el plan a la realidad, ya sea construir el prototipo de una idea o la solución al problema.

Viernes

Es el día de probar el resultado de lo que has estado trabajando, ya sea que lo pruebes con los clientes, tus colaboradores, o con quien sea necesario para que veas qué tal funciona y hacer ajustes en caso de ser necesarios.

Ahora que conoces cómo funciona un sprint es hora de comenzar a trabajar en tus proyectos pendientes para que logres terminarlos en el menor tiempo posible  y con una mejor calidad.

¿Tienes otros tips para ser más productivo? En Billpocket nos interesa conocerlos, compártelos con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *